Cocina

Una experiencia queva más allá de los sabores

Ostra con helado de tomate

Protagonistasque te sorprenderán

Una cocina que busca el producto más sorprendente,sabores no “probados hasta entonces” que llenan el paladarde nuevas vivencias

Las fases del delirio - Deliranto

Cocina de sensacionesy recuerdos

“Hacía ya muchos años que, de Combray, cuanto no fuera el teatro y el drama de acostarme había dejado de existir para mí, cuando un día de invierno, al volver a casa, mi madre, viendo que yo tenía frío, me propuso tomar, contra mi costumbre, un poco de té. Me negué al principio pero, no sé por qué, cambié de idea. Mandó a buscar uno de esos bollos cortos y rollizos llamados pequeñas magdalenas que parecen haber sido moldeados dentro de la valva acanalada de una vieira. Y acto seguido, maquinalmente, abrumado por aquella jornada sombría y la perspectiva de un triste día siguiente, me llevé a los labios una cucharilla de té donde había dejado empaparse un trozo de magdalena. Pero en el instante mismo en que el trago mezclado con migas del bollo tocó mi paladar, me estremecí, atento a algo extraordinario que dentro de mí se producía. Un placer delicioso me había invadido, aislado, sin que tuviese la noción de su causa. De improviso se me habían vuelto indiferentes las vicisitudes de la vida, inofensivos sus desastres, ilusoria su brevedad, de la misma forma que opera el amor, colándome de una esencia preciosa; o mejor dicho, aquella esencia no estaba en mí, era yo mismo”.

Marcel Proust. Por el camino de Swann. 1913

Marcel Proust i Deliranto

Una puesta en escenadiferente

Deliranto Restaurant Salou

Sin límites

Sacando el máximo provecho de texturas y combinacionesa través de depuradas técnicas

Deliranto el deshielo del foie