POR EL MAR CORREN LAS ...

En nuestra historia personal de Alicia en el país de las maravillas hemos querido unir en el reloj del tiempo, el conejo y las sardinas en este pequeño mundo subrealista.

El conejo blanco el cual parece llegar siempre tarde va todo el día con un poderoso reloj de bolsillo a cuestas, uno de los productos estrella de nuestra zona es la sardina de Tarragona, nuestra propuesta en este caso es un viaje entre el monte y el mar con este producto fantástico.

TARTAR DE SARDINA CON CONEJO CONFITADO Y MIGAS DE ALBAHACA.

INGREDIENTES:

Sardina fresca de Tarragona 50g

Sardina ahumada 25 g

Cebolla morada 10 g

Carne de tomate pera 10 g

Aceite de oliva Deliranto

Soja

Aceite de sésamo

Migas de albahaca 20 g

Conejo confitado con vainilla 15 g

ELABORACIÓN:

Limpiamos las sardinas dejando lomos limpios de piel y espinas, y los reservamos.

Picamos a daditos la sardina fresca y la ahumada por separado, picamos finamente la cebolla morada y la carne de tomate. Aliñamos ya todo junto las dos sardinas, con la cebolla, el tomate, el aceite de oliva Deliranto unas gotas de soja y un par de gotas de aceite de sésamo.

En nuestro reloj empezamos por las migas de albahaca, encima pondremos ya escurrido el tartar de sardina previamente aliñado y encima pondremos unas virutas del conejo confitado.

Por el mar corren las liebres, por el monte las sardinas, en este caso hemos encontrado un punto cerca de la playa, en Salou donde se pueden encontrar los dos.